La privatización de las playas mexicanas

La privatización de las playas mexicanas

Manuel Fuentes Muñiz

http://www.lasillarota.com/component/k2/item/67115-la-privatizaci%C3%B3n-de-las-playas-mexicanas

08/May/2013 00:00 HRS

Nuestros legisladores andan muy apurados en facilitar a los extranjeros se apropien de nuestras playas. En alianza, priistas y panistas de la Cámara de Diputados, aprobaron una reforma al artículo 27 constitucional para que esos espacios estratégicos pasen a manos privadas. El dictamen ya fue turnado al Senado de la República y ese grupo de legisladores anda muy apurado en aprobarlo.

En solidaridad con Laura Berenice

El priista Manlio Fabio Beltrones, impulsor del proyecto, argumentó sin rubor que esa reforma tiene el propósito de dar transparencia y seguridad jurídica a extranjeros propietarios de casas habitación en playas nacionales. Se pretende erradicar la simulación, eliminar prestanombres, promover la inversión productiva, el empleo, el crecimiento y el desarrollo regional.

Urge, dice, que lo municipios tengan más recursos económicos. La venta de playas, según él, es una buena opción para que salgamos de pobres.

¿Para quién trabaja el diputado Beltrones?

Él alega que vivimos tiempos “modernos” y que no es posible cerrar los ojos “a la perdida de vigencia” del artículo 27 constitucional para autorizar la adquisición extranjera de propiedades en litorales del país cuando sean exclusivamente para fines de vivienda y sin fines comerciales.

Esta reforma que legisladores panistas y priistas impulsan a toda prisa, es producto de las presiones que ejercen capitales extranjeros para que los jubilados principalmente de Canadá y Estados Unidos puedan poner su letrero de:

“No pasar, Propiedad Privada” para que los mexicanos seamos extranjeros en nuestra propia tierra.

Son más de un millón y medio de jubilados y pensionados norteamericanos que han tomado como colonia a nuestro país. Se han adueñado de las mejores tierras ubicadas en los mejores climas. La Fundación de Retirados dice que sus integrantes tienen preferencia por lugares que están a nivel del mar y en estados culturales.

Los miembros de esta agrupación prefieren vivir en nuestro país porque les rinde más su dinero y su tendencia de adquirir bienes inmuebles les proporciona un mejor nivel de vida del que pueden tener en su país.

Este grupo tiene una gran interlocución con nuestros gobernantes ya que las divisas que dejan aquí representan alrededor de 18 mil millones de dólares al año, apenas debajo de las que envían nuestros paisanos radicados en Estados Unidos.

Los lugares en que se instalan son espacios exclusivos para ellos, tienen sus propios restaurantes y centros de abasto, donde los mexicanos que se atreven acercarse son vistos como extraños. A los que se les da bienvenida con mucho furor es a los jardineros, trabajadoras domesticas y personal de servicio porque trabajan mucho por bajos salarios, que reciben en pesos, y además “son muy alegres” dicen ellos.

La Constitución se ha convertido en un reducto para legitimar las peores tropelías de este régimen. No representa este documento ya un proyecto de nación, sino la protección a un grupo empeñado en apropiarse de nuestros recursos naturales. Los ponen a subasta, como si fuera venta de garaje.

Introducir reformas a la Constitución cancela jurídicamente cualquier reclamo ciudadano. A partir del 3 de abril de este año no es posible recurrir al amparo contra todo tipo de reforma constitucional que se apruebe, porque la nueva ley de amparo, en su artículo 61 fracción I, declara este intento como causal de improcedencia.

Como ejemplo de ello, actualmente hay cientos de resoluciones emitidas recientemente por jueces de Distrito, declarando el archivo de amparos de trabajadores del magisterio contra las reformas constitucionales que cancelan sus derechos fundamentales.

Es la nueva dictadura, usando a la Constitución como parapeto, la que se ha impuesto con este régimen para blindar las decisiones del grupo dominante.

Los legisladores priistas y panistas andan de la mano, sin hacer mucho ruido, empeñados en permitir la entrada de capitales extranjeros en cualquier espacio de nuestro país. En la iniciativa aprobada en la Cámara de Diputados se atrevieron a fundamentar su petición de reforma en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que protege la propiedad privada, olvidando los derechos de la sociedad que están sobre cualquier interés individual.

Estos legisladores mexicanos mejor deberían cambiar su nacionalidad a las de rayas y estrellas para que no sigan aparentando sus verdaderos intereses.

Correo: mfuentesmz@yahoo.com.mx

Twitter: @Manuel_FuentesM

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s