“Soy mujer policía”, Manuel Fuentes Muñiz

“Soy mujer policía”

Por Manuel Fuentes Muñiz*

México, DF, 13 mar 12 (CIMAC).- “Mi trabajo lo realizo de pie durante 12 horas continuas, tengo derecho a una media hora de descanso que la utilizo para tomar mis alimentos y poder descansar: soy mujer policía”.

Ella realiza su trabajo en la entrada de la oficina de un alto funcionario del Gobierno del Distrito Federal. Viste un uniforme impecable azul y a su alrededor no hay una silla para descansar ni un solo momento. A ella la llamaré Elvira “N” para evitar represalias en su contra.

Ella relata: “Tardé seis meses en acostumbrarme a estar parada tanto tiempo. Al principio era un dolor intenso el que tenía en las plantas de los pies y las piernas siempre se me hinchaban, hasta mareos me daban.

“No, en la policía no nos dan instrucción de cómo mantenernos en pie tanto tiempo, nos la tenemos que ingeniar, preguntamos por aquí y por allá. Conozco compañeras y compañeros que tienen varices en sus piernas, hemorroides o afecciones en riñones y sufren mucho.

“Algunos nos la ingeniamos para estar en movimiento constante. Por eso abro la puerta y la cierro cuando llegan o se van las personas, y ello me permite hacer mi cuerpo a un lado y luego al otro, para descansar de la posición firme.

“Es inimaginable que nos sentemos en algún momento, ni una sentadilla podemos hacer porque va contra la disciplina policiaca. Tenemos que estar firmes y más cuando llega el jefe. Ya sé a qué hora llega y procuro estar lo más firme posible. Es muy amable con todas las personas, a mí siempre me sonríe y me llama por mi nombre”.

Ella, la mujer policía tiene alrededor de 45 años, de 1.60 de estatura y trata a todos con una sonrisa. Tiene dos años realizando ese trabajo y dice sentirse orgullosa de lo que hace.

“Tengo dos hijas y ellas saben de mi trabajo y a pesar de ser jóvenes dicen que no aguantarían tanto tiempo en pie. Eso me llena de orgullo porque mi cuerpo he logrado fortalecerlo. Uno se acostumbra a todo.

“La verdad cuando ya me voy, empiezo a caminar y me duele todo el cuerpo, me quedo como entumida. Entre caminar y el transporte tardó una hora y media en llegar a casa. En el Metro no me cobran porque voy uniformada, pero allí rara vez encuentro un lugar donde sentarme. Cuando llego a casa pongo mis pies en agua caliente y en sal para deshincharlos, y al otro día tenerlos listos para estar como si nada. Duermo profundamente.

“Donde trabajo ellos no ponen las condiciones de que yo esté en pie sin ningún tipo de descanso. Es en mi corporación policiaca donde me dicen que lo debo hacer, es el deber de todo policía y mi trabajo lo hago con orgullo”.

Cuando me despido de Elvira “N” ella me reitera que es “normal” que esa clase de trabajos sea permanecer de pie todo el tiempo de la jornada laboral. A mí no me lo parece. No concibo que las y los policías dejen de tener derechos mínimos laborales.

El derecho a una silla es una prestación que debe tener todo trabajador. La Ley Federal del Trabajo dice que los patrones deben mantener para sus empleados el número suficiente de sillas en casas, comercios, oficinas, hoteles, restaurantes o similares.

Jornadas tan prolongadas de 12 horas o más son inhumanas e ilegales por su propia naturaleza. Es cierto que muchas personas lo aceptan porque no tienen otra alternativa, pero ese tipo de jornadas deben ser en su caso reducidas y cada cierto tiempo la persona debe tener derecho a descansar en una silla.

Hay casos como en el Sistema de Transporte Colectivo Metro donde las y los policías tienen que esperar, después de 12 horas continuas de trabajo en pie, a que llegué su relevo y solo así pueden retirarse. En algunos casos la jornada se prolonga hasta 24 horas continuas.

Son indignantes este tipo de atropellos. Debe ser tarea de las comisiones de Derechos Humanos intervenir para que estos abusos terminen.

*Abogado y académico, especialista en temas de justicia, consejero de la Comisión de Derechos Humanos del DF.

Correo: mfuentesmz@yahoo.com.mx

 Twitter: @Manuel_FuentesM

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s