Crítica a precandidato, José Lavanderos

Bien que un funcionario público busque postularse a mejores cargos públicos, pero mal, muy mal, pésimo, es que ese funcionario público haya dejado una institución que no ha respondido a las exigencias básicas de la población del DF, como es la Procuraduría de Justicia, la que, salvo excepciones, su personal se caracteriza por negligente, apático, displicente, corrupto. Vicios que, si bien tienen su origen en gobiernos priístas, no significa, ni mucho menos, que se hayan diluido con los gobiernos perredistas. Ahí están, día a día, en las agencias del Ministerio Público. En ocasiones elocuentemente, y otras, en lo oscurito.

José Lavanderos

Publicado en Correo Ilustrado de La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/2012/01/15/correo

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s