Nota (completa) de la ANAD al editorial del periodista Carlos Marín Milenio 9 dic 2011

A los apuntamientos publicados en el periódico Milenio por el C. Carlos Marín, la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) manifiesta:

1.- Lamentamos que un asunto tan delicado como es el asesinato de José Trinidad de la Cruz, haya sido tratado con el mayor de los desprecios, además de intentar eximir de responsabilidad por omisión, a quienes tienen el deber de proteger a los seres humanos, haciendo ver, en ejercicio de una profesión tan importante como es el periodismo, que la criminalización de las causas de la sociedad civil y las ejecuciones de luchadores sociales son parte de la normalidad de México.

2.- Se precisa para su conocimiento, que la ANAD, donde participan especialistas jurídicos de importante prestigio en los ámbitos internacionales y de nuestra República, en el foro y en la academia, rechazan su calificativo de oportunista, toda vez que nuestra intervención se materializa a solicitud de movimientos sociales y/o víctimas cuyos derechos han sido violentados por particulares o porlos niveles de gobierno, que tristemente cuentan con apoyadores a ultranza, desde rotativos y medios electrónicos, identificados por la ciudadanía.

3.- Se niega rotundamente que los miembros de la ANAD, promovamos la claudicación del Estado; todo lo contrario, estamos comprometidos con la existencia verdadera de un Estado de Derecho, lo que no es obstáculo para criticar a los tecnócratas, neoliberales y corruptos que favorecen su debilitamiento, mientras auxilian la edificación de monopolios privados y poderes fácticos que concentran fuerzas superiores a las instituciones estatales. Estas políticas son las que tienen sumido al país en el miedo y el dolor y tenemos la certidumbre de que dichas intranquilidades no se remedian con más miedo y más dolor.

Por último, en cumplimiento del derecho de réplica, solicitamos atentamente la publicación de nuestras expresiones, reiterando al C. Carlos Marín, que en el supuesto de que, por alguna circunstancia del destino, fueran conculcados sus derechos, la ANAD le defendería por ética y por el solo hecho de pertenecer a la especie humana. “Los derechos se defienden ejerciéndolos”.

Por la ANAD:
Presidente: Enrique Larios; Vicepresidente: Medardo Bañuelos; Benjamín Rangel; Roberto J. Chávez; María Luisa Campos; Verónica Salazar; Edith Ramírez; David Peña; Ana Delia Escárcega; Enrique León; Bárbara Zamora; Claudia Luengas; Vidal Rojas; Karla Micheel Salas; Luz Rivera; G. Yahir Chalico; Oscar Alzaga; José Alberto López Damián; Manuel Fuentes, Enrique González Ruiz, Arturo Fernández Arras, Humberto Fernández Arras, Pablo Loizaga, Javier Huerta, José Lavanderos, Ramiro Bautista y 39 firmas más.

ADENDUM. Hemos apreciado que el asesinato de José Trinidad de la Cruz, fue expuesto con un gran desprecio, toda vez que el periodista en la editorial, solo dedica ataques sin sentido para los integrantes de la ANAD, de los cuales se desprende su ignorancia de la problemática de la región, particularmente en la comunidad indígena de Ostula, donde la agredida ANAD desde hace 14 meses ha tenido contacto con integrantes de esa comunidad y sus autoridades tradicionales, realizando varias visitas para el acompañamiento jurídico y la asesoría legal que brinda de manera gratuita.
Ignora que la ANAD junto con la Asociación Jalisciense de Apoyo a Grupos Indígenas, A.C. (AGAJI) representamos a la comunidad indígena, en las medidas cautelares MC-264-10, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; con fundamento en ellas, hemos hecho declaraciones respecto a la responsabilidad del gobierno en la ejecución extrajudicial de José Trinidad de la Cruz, además respaldadas en los criterios emanados del derecho internacional de los derechos humanos y por lo tanto no es una afirmación infundada señalar que la responsabilidad del Estado, en este caso, se actualiza por su aquiescencia, es decir, cuando tolera o permite que agentes no estatales cometan violaciones a derechos humanos. Los hechos indican que no intervino la Marina ni la Policía Federal a pesar que mediante oficio de “comisión” se le ordenó salvaguardar la integridad de dicha Caravana donde actuaba Trino.
La situación de urgencia y gravedad debido a la violencia que se vive en Ostula, es del conocimiento de las autoridades estatales y federales desde hace más de un año, y siguen ausentes y sin hacer ninguna actuación diligente, por eso en este punto el C. Carlos Marín le atinó con el título de la editorial al señalar que culpamos a los ausentes; en efecto, la ausencia del Estado Mexicano en este caso lo hace responsable directo, pues a la fecha se han registrado 26 asesinatos y 4 desapariciones entre las que destaca la de un niño de 16 años.
Por último, afirmamos que la descalificación periodística es una de las herramientas bajo las cuales se criminaliza y se atenta en contra de la labor y la integridad de los defensores de derechos humanos, por lo cual destacamos que la labor de nuestros abogados es de por si riesgosa, ante lo cual exigimos respeto para el trabajo de la ANAD, especialmente para David Peña Rodríguez y el equipo de Derechos Humanos y Derecho Internacional que defienden y acompañan la causa de Ostula.

Anuncios

2 comentarios»

  Rodrigo Ramírez wrote @

encontré de casualidad el libro “ensayos para una teoría política de la constitución” pero es la segunda parte ¿en dónde pudiera yo conseguir la primera y en caso de, cómo conseguir la tercera?

  artemisa berdeja wrote @

Es lamentable el desprecio con el que fué tratado el asesinato de Jose Trinidad de la Cruz , Periodista , quien sólodedicó ataques sin sentido para la ANAD ,La ANAD (asosiacion nal. de abogados democráticos) son especialistas jurídicos de importante prestigio en ámbitos internacionales y de nuestra República, en el foro y en la academia, y cuya intervención se materializa a solicitud de movimientos sociales o víctimas de violacón a los derechos humanos.Están comprometidos con el Estado de Derecho,lo quooe no es obstáculo para criticar a los tecnócratas , neoliberales, , corruptos quienes están debilitando al Estado.
En la medida cautelar mc-264-10 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, sew hadeclarado respecto a la responsabilidad del gob. enlaejecución de Jose Trinidad de la Cruz, respaldada en Derecho Internacional de los Derechos Humanos no es infuondado señalar que la responsabilidaddel Edo. en éste caso por su AQUIESCENCIA, cuando tolera que agentes no estatales violen derechos humanos, a la Marina y a la P.F.P mediante oficio de “comisión” selesordenó salvaguardar la caravana donde intervino Jose Trinidad de laCruz.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s