LOS DEFENSORES CAEN Y LOS DISCURSOS SIGUEN… Manuel Fuentes Muñiz

Manuel Fuentes Muñiz

Mientras que don Nepomuceno Moreno Núñez caía abatido de siete balazos en las calles de Hermosillo Sonora el pasado 28 de noviembre, 4 días después, el dos de diciembre de 2011, en ciudad Juárez Chihuahua Norma Esther Andrade, recibía 5 balazos que la tienen postrada entre la vida y la muerte.

A ambos los unió la tragedia: Nepomuceno perdió un hijo a manos de la violencia y autoritarismo policiaco, Norma una hija asesinada por la ineficacia y complicidad policiaca, ambos hijos con apenas 17 años de edad.

Al hijo de Nepomuceno, Jorge Mario Moreno León  se lo llevaron un 1º de julio de 2010, policías de ciudad Obregón Sonora en contubernio con la Procuraduría Estatal, de acuerdo a sus investigaciones.  Fue secuestrado junto con otros tres jóvenes más José Francisco Mercado Ortega, Giovanni Otero y Mario Enrique Díaz. Estos últimos fueron encontrados muertos pero de su hijo no se supo más.

Desde ese día la penuria de su vida lo enfrentó al desdén de las autoridades policiacas. Don Nepomuceno empezó a cuestionar públicamente la ineficacia y la lentitud en las investigaciones y al mismo tiempo recibió amenazas anónimas por su actuar.

Para leer el artículo completo ir a La Silla Rota:

http://www.lasillarota.com/index.php?option=com_k2&view=item&id=28402:los-defensores-caen-y-los-discursos-siguen&Itemid=72

 

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s