LAS MENTIRAS DE JAVIER LOZANO

Manuel Fuentes Muñiz

Es lamentable que el titular de la Secretaría del Trabajo federal, Javier Lozano use la mentira como justificación para evitar el rescate de los restos de 63 mineros atrapados en la Mina 8 de Pasta de Conchos en San Juan Sabines Coahuila. Este pasado sábado, 19 de febrero, en que se cumplieron 5 años de esa tragedia ese funcionario difundió un boletín de prensa en el que mencionó: “De acuerdo con evidencias científicas, resulta extremadamente peligroso desarrollar cualquier actividad humana en la mina Pasta de Conchos de Coahuila, por lo que es imposible intentar el rescate de los trabajadores que fallecieron en el accidente ocurrido hace cinco años”. 

¿De qué “evidencias científicas” habla? ¿Por qué es tan general en su afirmación? Es evidente de que esas “evidencias” no existen, ya que de otra manera las precisaría.

Debe recordar el señor secretario que durante las discusiones que se tuvieron en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) durante 2008 con representantes de su Secretaría se acordó tomar en cuenta la opinión de expertos científicos, con la participación de familiares de los mineros, para determinar la viabilidad del rescate. Estas reuniones fracasaron porque nunca existió el interés gubernamental de contar con la opinión de expertos en materia de rescate. 
 
Quienes estuvimos presentes en esas discusiones: Cristina Ahuerbach, Carlos Rodríguez y quién esto escribe propusimos nombres de peritos integrantes del Foro Consultivo Científico y Tecnológico y del Servicio Geológico Mexicano, quienes ya habían entregado un dictamen de la mina 8 de Pasta de Conchos encargado por la propia Secretaría del Trabajo. Estando como testigo José Luis Soberanes Fernández, en ese entonces presidente de la CNDH, se presentaron testimonios de expertos asegurando la viabilidad de llevar el rescate de los cuerpos con todas las medidas de seguridad para quienes participaran en él, incluso de la mina de carbón para continuar su explotación comercial.
 
El rescate de los restos de los mineros es una obligación gubernamental llevarla a cabo, no solo por la responsabilidad en la que incurrió, al no obligar a la empresa Industrial Minera México a tomar medidas de seguridad adecuadas para evitar la muerte de 65 mineros, sino sobre todo por ser un derecho humano de los familiares a los que no se les puede hacer renunciar a este reclamo con simples boletines de prensa.
 
Javier Lozano, secretario de Trabajo en el boletín de prensa del 19 de febrero pasado dice: “la verdad es que ni tenemos fundamento legal, por un lado, ni tampoco fundamento ético para arriesgar nuevas vidas en la búsqueda de cadáveres”.  
 
Esta afirmación es falsa y penosa, por venir de un funcionario federal, porque en innumerables rescates de cuerpos, ocurridas en catástrofes de todo tipo en el país, en los que ha participado el gobierno federal, el ejército y gobiernos estatales nunca han justificado carecer de fundamento legal para llevar a cabo sus tareas.
 
Si Javier Lozano fuera jefe de esas tareas de rescate cuando ocurrieran tragedias, nunca tendría actividad, porque su argumento para no trabajar sería: no tengo fundamento legal para el rescate de cuerpos.

Para leer más vaya a:

http://www.lasillarota.com/index.php?option=com_k2&view=item&id=5061:las-mentiras-de-javier-lozano&Itemid=72

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s