La ANAD condena la declaración de inexistencia de la huelga en la Gasolinera Belem en el DF

Es muy grave que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del D.F. haya declarado inexistente la huelga de la “Gasolinera Belem” el pasado 29 de marzo a 7 días de estallada, el 23 de marzo de 2010, argumentando, sin sustento, que la mayoría de los trabajadores no estaba de acuerdo con la huelga.

Fue lamentable que la autoridad laboral impidiera votar a aquellos trabajadores no afiliados al IMSS con calidad de propineros, cuando ese era el motivo del estallamiento de la huelga: la falta de cumplimiento de condiciones mínimas de trabajo y de seguridad social, hecho verificado por la Secretaria de Trabajo del Distrito Federal.

Las irregularidades en este conflicto fueron evidentes desde el principio, al permitir que golpeadores con armas de fuego, palos, tubos, piedras, buscaran impedir la realización de la huelga. La policía del Distrito Federal no intervino en proteger la suspensión legal de la labores como es su obligación, tal como lo prevé el artículo 449 de la ley laboral: “La Junta de Conciliación y Arbitraje y las autoridades civiles correspondientes deberán hacer respetar el derecho de huelga, dando a los trabajadores las garantías necesarias y prestándoles el auxilio que soliciten para suspender el trabajo”.

Aún habiéndola estallado la huelga fueron motivo nuevamente de agresiones por parte de ese grupo de golpeadores. Los trabajadores de la gasolinera “Auto Servicio Belem, S. A. de C.V.”, ubicada en calzada de Tlalpan 424 esquina Coruña, Col. Viaducto Piedad, Delegación Iztacalco D.F., defendieron las banderas de huelga y mantener el paro legal a pesar de las agresiones que sufrieron sin el apoyo de seguridad pública.

La empresa de inmediato solicitó la inexistencia de la huelga y la autoridad local del DF actuando con prontitud ordenó un recuento de los trabajadores, pero de manera irregular, solo se permitió votaran los que indicaba la empresa, hecho que violenta las jurisprudencias 150/2008 y 61/2009 recientemente aprobadas por la Suprema Corte de Justicia.   

La ANAD condena los hechos de violencia física en contra de los trabajadores de la “Gasolinera Belem”, pertenecientes al Sindicato de Trabajadores de Casas Comerciales, Oficinas y Expendios,  Similares y Conexos del Distrito Federal (STRACC). Consentir la violencia en contra de los movimientos de trabajadores democráticos, es regresar a las acciones que llevaban a cabo gobiernos priistas de antaño.  Es obligación de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal llevar a cabo una investigación para lograr la aprehensión de los autores materiales e intelectuales que solapan este tipo de grupos violentos, auspiciados generalmente, por conspicuos representantes patronales.

La ANAD considera que es un precedente muy grave para los trabajadores de la ciudad de México la declaratoria de inexistencia de huelga en la “Gasolinera Belem” porque denota un alejamiento de la legalidad por parte de las autoridades laborales del DF. No es justificado que sea la empresa haya determinado quién debe votar o no, porque estos hechos son muestra de parcialidad y de violación franca a la ley laboral por parte de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del DF en perjuicio de los trabajadores.

La Asociación Nacional de Abogados Democráticos expresa su solidaridad con los trabajadores de la gasolinera Belem en defensa del ejercicio del derecho de huelga y los derechos laborales en el Distrito Federal.

Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s